VENTAJAS DE LA AGRICULTURA ECOLÓGICA FRENTE A LA AGRICULTURA CONVENCIONAL QUÍMICA

La agricultura ecológica se define como el conjunto de técnicas respetuosas con el Medio Ambiente, dirigidas a producir alimentos de calidad y que permiten preservar la biodiversidad de los agrosistemas.

A nivel mundial, se ha producido un aumento en la demanda de productos procedentes de la agricultura ecológica, pues los consumidores, son cada vez más conscientes de la importancia que supone incorporar en su dieta alimentos de calidad. Con el aumento de la demanda y la producción de productos ecológicos, se han incrementado también los esfuerzos de la UE en la aplicación de políticas y normativas de control.

La incorporación de prácticas ecológicas en la agricultura de producción, lejos de ser un tema novedoso, se viene practicando desde hace más de 40 años, siendo avalada por una exhaustiva investigación científica.

La agricultura ecológica, trae con sigo múltiples ventajas. Una de las más importante y claras es el no contenido de pesticidas, por lo que se evita la ingestión de productos altamente tóxicos como son el glifosato. Sustancias que al mismo tiempo dañan el entorno ya que son unos productos altamente persistentes. La agricultura ecológica es totalmente sostenible y respetuosa con el Medio Ambiente, colaborando en la conservación de este.

Además, se destacan otras ventajas como un ahorro en los insumos por parte del agricultor, pues emplea subproductos procedentes de la finca para realizar la fertilización, permite obtener los mismos rendimientos o incluso aumentarlos y permite incrementar la calidad de los alimentos y, en consecuencia, mejorar y proteger la salud de los consumidores.

La agricultura ecológica, a diferencia de la agricultura convencional química, utiliza métodos preventivos para el control de las plagas y enfermedades, ello se traduce en una menor resistencia de las plagas, emplea rotaciones de cultivos y asociaciones de estos, lo que significa un aumento en la biodiversidad y un mejor empleo del suelo, evitando así su degradación y favoreciendo el aumento de su fertilidad.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *